La tercera edición del BiCircuit Festival culmina con un gran ambiente

Bicircuit Festival

La tercera edición del BiCircuit Festival culmina con un gran ambiente

Un fin de semana dedicado a las bicicletas del cual han podido disfrutar todos los públicos. El equipo Wolfpro – Optica Rissol se ha coronado vencedor de las 24 Horas Madform BiCircuit.  

Por tercer año consecutivo, el Circuit de Barcelona-Catalunya ha querido ceder todo el protagonismo a las bicicletas con un fin de semana muy especial para los amantes de esta modalidad y del deporte en general. Nuevamente, el BiCircuit Festival ha culminado con éxito de participación y un gran ambiente festivo. Dos grandes pruebas muy diferentes sobre el asfalto, las 24 Horas Madform BiCircuit y la Folding Friends, además de las competiciones de la Federació Catalana de Ciclisme; y un paddock temático que ha acogido actividades diferentes para todos los públicos.

Un total de 66 equipos aceptaban el reto de rodar de forma ininterrumpida durante todo un día. Las 24 Horas Madform BiCircuit, que tomaban la salida a las 10.00 h del sábado, han dejado imágenes y momentos únicos, especialmente cuando la noche caía sobre el Circuit. El equipo Wolfpro – Optica Rissol (T4 Masculino), con un tiempo de 24:05:49.257 y 187 vueltas completadas se ha impuesto después de pedalear más rápido que ningún otro participante. El conjunto vencedor estaba integrado por Oscar Baró, Albert Subirats, Jordi Dalmau y Edgar Baró. Destacar también el papel protagonizado por Andon Stefanoy Stanmirov, que en solitario ha conquistado la categoría Solo masculino, firmando un tiempo de 24:15:10.064 en 178 vueltas.

Justo al acabar la competición estrella del fin de semana, las bicicletas plegables tomaban el relevo en la pista con la carrera Folding Friends. Los participantes han salido al estilo Le Mans bien vestidos. Con trajes, corbatas y vestidos han completado un total de tres vueltas al trazado. Además de todo esto, las competiciones de la Federació Catalana de Ciclisme han rematado el programa de pruebas.

Con libre acceso al paddock, los asistentes contaban con diferentes propuestas. Los más pequeños han podido aprender y disfrutar con una actividad de educación vial a cargo del Servei Català de Trànsit, un circuito diseñado para las bicicletas. Otro circuito, en este caso de Bike-Trial, ha acogido diversas competiciones. Un laberinto con inflables y actividades de equilibrio han completado las opciones disponibles este fin de semana.